Nuestros clientes opinan:
Ignasi de Llorens, CEO Taxify España

“Tropycal Interactive ha sido fundamental  en el desarrollo de nuestro canal directivo. Su visión de negocio, expertise digital y esfuerzo, han significado un importante salto de calidad en nuestro negocio”

Comentarios

Comentarios Facebook

- Ignasi de Llorens, CEO Taxify España

Whatsapp y cómo llenar sus arcas con tus datos personales.

WhatsApp-Facebook-e1428337980849-1940x1091

Seguro que los últimos días al abrir tu Whatsapp te has encontrado con una nueva actualización de la aplicación a la cual le has dado aceptar las condiciones sin leerlas, ¿Cierto?. Pues bien, desde Tropycal Interactive te queremos explicar estas nuevas condiciones de la mayor actualización en cuatro años de la política de uso y privacidad de Whatsapp.

Entre todos los cambios, el más delicado es la decisión de enviar tu número de móvil y otros datos (como tu ubicación o los hábitos de uso de la aplicación) a Facebook y al resto de empresas propiedad de la red social. WhatsApp asegura que no compartirá tus mensajes ni información de perfil (nombre, foto y estado), eso queda a salvo. Pero podrá enviar todo lo demás a la compañía de Zuckerberg. Y al revés: la red social también compartirá sus datos con WhatsApp.

¿Qué sabe WhatsApp sobre ti?

Mucho. La aplicación almacena la información que tú le facilitas (número de móvil, nombre y foto de perfil, mensaje de estado, agenda de contactos…), la que ella recaba por su cuenta de forma automática (hábitos de uso de la ‘app’, dispositivos desde los que la utilizas…) y la que le proporcionan terceros sobre ti (por ejemplo, otros usuarios pueden facilitar a WhatsApp tu móvil si está en su agenda de contactos). Es decir, una montaña de datos personales.

¿Qué datos envía a Facebook?

El texto de la nueva política de uso lo deja muy claro:

“Podemos usar la información que recibimos de Facebook y su familia de empresas, y ellas pueden usar la información que compartimos con ellas, para ayudar a operar, proveer, mejorar, entender, personalizar y comercializar nuestros servicios y sus ofertas”.

La palabra clave ahí, que no figuraba en la anterior política de uso de WhatsApp, es ‘comercializar’. En resumen, Facebook y WhatsApp compartirán entre sí todos tus datos para mejorar la efectividad de los anuncios que ves en la red social, pero también para armar la maquinaria de ingresos de WhatsApp.

¿Puedo negarme?

Afortunadamente, sí. Desde hace dos días WhatsApp está enviando a sus más de 1.000 millones de usuarios un mensaje avisando que ha modificado sus términos de uso. Verás un botón de ‘Aceptar’ y un texto con un enlace a la palabra ‘Lee’. Si no quieres compartir tus datos con Facebook, bastará hacer clic en ‘Lee’ para desmarcar la casilla que aparecerá a continuación (casilla que, por cierto, viene marcada por defecto).

Alternativamente, una vez aceptes el cambio en los términos de uso, tendrás 30 días para dar este mismo segundo paso yendo a “Ajustes > Cuenta> Compartir la información de mi cuenta”, y rechazando compartir tus datos con la red social. Una vez lo has hecho ya no hay vuelta atrás.

android-and-macbook

Llega la publicidad

Si aceptas compartir tus datos de WhatsApp con Facebook, prepárate. “Podemos proporcionarte mercadotecnia para nuestros servicios y los de la familia de empresas de Facebook, de la cual ahora formamos parte”. Traducido: comenzarás a recibir publicidad de Facebook y sus empresas. ¿El qué? De momento no se sabe, pero puedes hacerte una idea: enlaces animándote a descargar Masquerade o Instagram, ofertas para comprar el visor de realidad virtual de Oculus…

¿Qué hay de la publicidad de terceros? WhatsApp es tan ambiguo en sus nuevas reglas que acaba siendo cómico: “No permitimos anuncios ‘banner’ de terceros en WhatsApp. No es nuestra intención incluirlos, pero si alguna vez lo hacemos, actualizaremos esta política”.

Cobros a empresas por ofrecerte servicios

Es el párrafo que mejor explica cómo WhatsApp piensa comenzar a hacer dinero a lo grande: mensajería comercial. “Permitiremos que tú y terceros intercambien mensajes tales como información de pedidos, transacciones y citas, notificaciones de entrega y envío, actualizaciones de producto y servicio, y mercadotecnia”. Un ejemplo: Iberia podría pagar a WhatsApp por tener un canal a través del cual ofrecer atención al cliente a cada usuario. ¿Que se ha retrasado tu avión? Recibirías un WhatsApp de Iberia.

*Vía: El Confidencial

Comentarios

Comentarios Facebook