Nuestros clientes opinan:
Clara Coiduras, Gerente J10

«No es simplemente nuestra agencia digital, es parte importante de nuestro equipo. Así lo reflejan constantemente por actitud, iniciativa y voluntad en cada proyecto que compartimos.»

Comentarios

Comentarios Facebook

- Clara Coiduras, Gerente J10

Comprando emociones

MARKETING-EMOCIONAL

Las personas no siempre tomamos decisiones racionales. No todo lo que nos gusta es el resultado de comparar las características de los productos. En ocasiones las aspiraciones personales o el deseo de conseguir metas que otros ya han logrado son la causa de nuestro comportamiento.

Seguro que todos tenemos conocidos que quieren comprar el iPhone 7 antes de que esté a la venta. Las empresas que tienen éxito crean expectativas en los individuos y generan emociones mediante experiencias alrededor de los productos. Así, seducen a los consumidores haciéndoles cómplices sus relatos comerciales y llegando a sus corazones. Al generar cercanía con el cliente potencial de manera eficiente, aumentan sus posibilidades de vender sus productos. Esto es lo que se conoce como branding emocional.

Ante el surgimiento de este nuevo marketing emocional, se queda atrás la publicidad basada en resaltar los beneficios de lo que se pretende vender, ya que hoy día casi todos los productos ofrecen ventajas similares. Por esta razón se ha dado paso a la proliferación de la publicidad emocional, destacando ante todo valores asociados a los deseos, anhelos y aspiraciones internas de los posibles consumidores.

apple

La innovación de Sony, el diseño de Apple, la elegancia sensual de Gucci, el glamour insaciable de Vogue, nos llegan emocionalmente despertando nuestra imaginación y prometiéndonos nuevos reinos. Todas estas marcas llevan una imagen asociada que genera emociones en los clientes.

Pero no debemos confundirnos, no únicamente estas grandes marcas pueden trabajar la publicidad emocional de una forma efectiva. Cualquier empresa, por pequeña que sea, puede y debe comenzar a trabajar su publicidad emocional mediante unos procesos creativos apoyados en agencias de comunicación y marketing experiencial.

Hacer marca no es únicamente idear un logotipo, un nombre o el uso de determinados colores. Una marca supone la creación de una identidad, de una personalidad y la creación y promoción de unos determinados valores que la hacen deseable desde un punto de vista emocional.

Comentarios

Comentarios Facebook